09-ESTUDIO BÍBLICO PERSONAL: ESTUDIO DETALLADO

ESTUDIO DETALLADO

Nuestros estudios se han referido hasta ahora de modo principal, a la Biblia como conjunto, y a algunas amplias proporciones y temas de la misma. Hemos de esforzarnos en ver el paisaje en conjunto y tener amplias perspectivas. Pero la Biblia tiene que ser estudiada también con detalle.

No sólo hemos de considerar el bosque; hemos de ocuparnos de árboles particulares, y continuando el símil, de las ramas, las ramitas y las hojas. El estudio más minucioso posible de la Palabra de Dios va a demostrarse que es útil en extremo.

Es evidente que sólo podemos indicar el método y dar unas pocas ilustraciones. El campo es vasto y va a dar suficiente para la vida más larga dedicada al estudio.

EL ESTUDIO DE LA BIBLIA LIBRO POR LIBRO.

Este método consiste en estudiar cada libro de la Biblia por separado, analizando su contenido a luz de las circunstancias históricas en que fue escrito y las características personales de su autor.

El primer paso en este método es escoger el libro no es tarea fácil como parece, por la razón que los libros son de diferentes tamaños, es aconsejable disponer de un tiempo considerable ya que nos puede llevar horas y hasta varias semanas.

Algunos libros son cortos y llenos de exhortaciones prácticas, como las cartas paulinas, mientras que otros son largos y complicados en su contenido como las profecías de Ezequiel o Daniel. Lo más conveniente para empezar será elegir un libro corto, cuyo mensaje sea instructivo práctico y sencillo.

El siguiente paso consistirá en leer el libro de una sola sentada, o en una sola vez, en un principio nos interesa leer el texto en su totalidad, a fin de obtener una impresión de su:

1.- Estilo.

2.- Mensaje.

3.- Desarrollo.

4.- Conclusiones.

Deseamos una perspectiva como aquel que sube un edificio y contemplar la ciudad completa.

No será suficiente leer el libro en esta forma rápida y superficial solo una vez, hay que leerlo tres, cinco, ocho, diez veces más. Esta lectura repetida no es inútil perdida de tiempo, pues constituye la piedra angular para la comprensión cabal del libro.

Leerlo constantemente descubriremos la organización de su contenido y el desarrollo del pensamiento del autor. Al mismo tiempo es importante ir anotando las observaciones sobresalientes tales como:

1.- ¿Quién escribió el libro?

2.- ¿A quién lo escribió?

3.- ¿Cuándo se escribió?

4.- ¿En dónde?

5.- ¿De qué trata en términos generales?

6.- ¿A qué conclusión llega?

Hay libros que no especifican quién lo escribió, omiten el nombre de las personas a quienes se escribieron, olvidan dónde fueron escritos.

El siguiente paso consiste en darle un título a cada capítulo, en una sola frase de su contenido, al terminar, podemos asignar un sólo título a todo el libro y escoger un versículo que sintetice su mensaje.

Si el estudiante no tiene mucha experiencia en la formulación de bosquejos, no se debe desanimar y mucho menos claudicar, al comentario, estudiamos porque queremos aprender y para aprender es necesario trabajar.

Aún cuando en un capítulo anterior señalamos el valor de los libros de consulta, es conveniente insistir que en la práctica de este método no se debe emplear tales ayudas, pues el estudiante se defraudaría a sí mismo. El valor de este método consiste en exigirle al estudiante que descubra por si solo que otros posiblemente que hayan descubierto, pero que ellos también lo hicieron de esfuerzo propio.

EL ESTUDIO DE LA BIBLIA POR CAPITULOS.

El primer paso consiste en leerlo varias veces el capítulo. A continuación es necesario estudiar el contexto. En algunos casos, la lectura de unos cuantos versículos del capítulo anterior, y otros pocos del capítulo que sigue, será suficiente para colocarnos en las circunstancias de que se está hablando.

Ejemplo de esto sería: El capítulo 18 de Mateo que principia diciendo: “En aquellos tiempos” para saber cuáles eran aquellos tiempos, hay que leer algunos versículos del capítulo anterior.

En seguida precedemos a dividir el capítulo en párrafos, después realizar un cuidadoso examen de las secciones en que hemos dividido el capítulo.

¿Qué lugares se mencionan?

¿Qué personas se nombran?

¿Qué doctrinas se formula, explicando o presentan?

¿De qué divisiones de tiempo se habla?

(Horas del día, meses, años, estaciones del año, etc.).

¿Qué objetos se mencionan?

Teniendo ya a la mano todo el material extraído del capítulo bajo análisis, nos corresponde decir:

(Cuál es su enseñanza central, expresar en una corta oración lo que se enseña y buscar la manera de aplicaciones esa enseñanza a nuestra vida diaria).

EL ESTUDIO DE LA BIBLIA POR PARRAFOS.

Un párrafo es sólo una sección de un segmento mayor que para enriquecer nuestro acervo bíblico, debemos dominar las partes y también el todo. La Biblia no está escrita a pedazos, con pensamientos desorganizados, desparramados por todas partes, a través de sus páginas. El estudio de la Biblia por párrafos es particularmente indicado cuando se trata de preparar sermones, o clases ya que generalmente en esos casos se pretende analizar únicamente alguna porción de un capítulo, habiéndose decidido que párrafos deseamos estudiar, procedamos a poner en práctica algunos de los principios de trabajo ya mencionados.

1.- LA LECTURA REPETIDA DEL PASAJE.

Esto nos ayudará a observar los detalles que no logramos captar en la lectura inicial. Los personajes, lugares, cosas, tiempos, doctrinas o temas que en cada versículo se mencionan, de estas enseñanzas y elementos surgirá la enseñanza del párrafo y el fruto de nuestro estudio.

2.- EL ANALISIS CUIDADOSO DEL CONTEXTO.

Es preciso estudiar detenidamente los párrafos anteriores al pasaje, y los que siguen.

Terminando lo anterior, estamos listos para lanzarnos al estudio del párrafo elegido, enseguida se debe elaborar un resumen general del contenido del párrafo en nuestras propias palabras.

En segundo lugar, extraeremos las ideas principales del pasaje; el propósito de entresacar estas ideas, claves es captar lo verdaderamente importante de entre todo lo que aquí se esta diciendo.

La tercera fase del trabajo consiste en bosquejar el párrafo entero, es decir concretar el contenido del pasaje.

En cuarto paso, reside en hacer una lista de las enseñanzas generales que el párrafo contiene, la idea es dejar que la Biblia hable por si misma. Las enseñanzas deben surgir del texto bíblico con claridad, sin que nos entreguemos a largas y complejas reflexiones.

“Negamos, por último, al momento de realizar las aplicaciones personales”.

Tómese en cuenta que hablamos de aplicaciones para Nuestra vida por eso las denominamos personales.

Finalmente, no es necesario entenderlo todo, por que no estamos estudiando la Biblia solamente para aprenderla, sino para vivirla, que vivamos de acuerdo con la luz que Dios nos da, de tal manera entonces que lo que usted llegue a entender de la Biblia, será mucho más importante que lo que no entiende.

ESTUDIO DE LA BIBLIA POR VERSÍCULOS.

Esta clase de estudio es apropiada particularmente en relación con la lectura devocional de la Biblia.

Algunos predicadores es especializan en esta clase de estudios, pues lo consideran el más práctico para la predicación, y en ocasiones, quién estudia la Biblia por capítulos o por párrafos, termina por dedicar una porción de su tiempo al examen minucioso de un solo versículo.

Como en los métodos sugeridos anteriormente:

EL PRIMER PASO, consistirá en la lectura repetida del versículo.

Al iniciar nuestro trabajo con la Biblia abierta, nos interesa formalizarnos primeramente con el contexto.

EN SEGUNDO PASO, efectuamos la observación, esta la dividimos en tres partes:

A.- De Palabras claves cuya importancia se deriva de su significado.

B.- Estructura gramatical, observando la función de cada término.

C.- De la atmósfera que prevalece en el versículo.

COMO TERCER PASO: Se debe estudiar el mismo versículo en distintas versiones, con el fin de ampliar nuestra comprensión de las palabras en el versículo.

EL CUARTO PASO: Será formular un bosquejo del contenido del versículo, el bosquejo nos dará un cuadro completo de lo que el versículo tiene que decir.

EN QUINTO PASO: Se debe elaborar una lista de enseñanzas del versículo, en los términos más claros y sencillos que se puedan.

EL SEXTO Y ÚLTIMO PASO Del estudio del versículo consiste en las aplicaciones personales.

A modo de ilustración veamos algunos versículos:

1.- Versículos del Antiguo Testamento

a).- Versículos separados

Salmo 65:4; Cuatro estadios de la experiencia cristiana: “escogido, atraído, habitar, ser saciado”. Consideremos cada una de éstos en la forma como se ilustra en el Nuevo Testamento.

Salmo 81:10. Nótese aquí:

1).- El fundamento de la fe. “Yo soy Jehová tu Dios”

2).- El estímulo de la fe. “Que te hice… de Egipto”

3).- La posibilidad de la fe. “Abre tu boca”

4).- La satisfacción de la fe. “Yo la llenaré”

b).- Versículos sucesivos

Salmo 25:6, 7: Tres “acordarse” sucesivos.

Salmo 30: Siete “Tú has”

Salmo 36: 5, 6: Cuatro cosas respecto a Dios; vv. 8, 9; cuatro cosas que el creyente piensa de Dios: “abundancia”, “torrente”, “fuente”, “luz”.

Isaías 6:5, 8, 11: Entonces dije: confesión, consagración, comunión.

c).- Versículos contrastados

Salmo 23:2 y 3: Pastorear y guiar de Dios

Salmo 24:4 y 25:1: “llevar y levantar”

Salmo 26:1 y 11: “Integridad”

Salmo 26:5 y 8: “aborrecer”, “amar”

El estudio de estos versículos de esta forma puede proseguirse en cada parte del Antiguo Testamento, pero el espacio nos impide dar más ejemplos. Vayamos ahora a

2.- Versículos del Nuevo Testamento:

a).- Versículos separados

Filipenses 4: 19: Descubrir los siete aspectos de la gracia:

1).- escasez,

2).- la fuente,

3).- la certeza,

4).- la extensión,

5).- los medios,

6).- el depositario,

7).- la proporción

Mateo 25:21: Servicio:

1).- relación,

2).- carácter,

3).- alabanza,

4).- premio

b).- Versículos sucesivos

Colosenses 1:27, 28: Nuestro mensaje, nuestros métodos, nuestro motivo Romanos 5:

Dos aspectos de la justificación (1 y 9),

Tres causas de jactancia (2, 3, 11),.

Dos aspectos de la salvación (9, 10),

Cuatro “reinos” (14, 17, 21), cuatro “mucho más” (9, 10, 15, 17)

c).- Versículos contrastados:

Marcos 13:9, 13, 20: “Por causa de mí”, “por causa de mi nombre”, “en atención a los escogidos”

Lucas 3:22; 4:1: “El Espíritu Santo descendiendo y llenando”

Lucas 3:22; 4:3: “Hijo de Dios”

Hechos 13:4, 9: “Enviados”, y “llenados”. Nuestra autoridad y nuestra capacidad en el servicio.

Éstos representan unos pocos ejemplos de la inagotable cantera que tenemos a disposición para este método de estudio.

ESTUDIO DE LA BIBLIA POR PALABRAS.

Éste es uno de los estudios más deleitosos y provechosos, y nos capacita para ver la variedad, proporción y equilibrio de las verdades de la Palabra de Dios. Para este estudio se necesita una cosa: una concordancia buena. Tiene que ser buena de veras para que pueda ser útil. Con esto queremos decir exacta y completa. Las concordancias que se suelen incluir en las Biblias para “maestros” no son realmente útiles porque tienen que omitir mucho. La concordancia genuina incluye todas las referencias. Es mejor aún si se da el equivalente de la palabra en el hebreo y el griego de origen. Así vemos en Juan 15, donde la palabra griega es traducida por “habitar”, “morar”, “permanecer”, “continuar”. Por tanto es evidente que los estudios de palabras correctos requieren una guía apropiada.

PRIMER PASO: Su etimología o sea su significado y a la vez investigar su origen, aquí es necesario tener un diccionario bíblico o un léxico griego-español, hebreo-español, después se debe de elaborar una lista de sus sinónimos y antónimos en las Escrituras.

SINONIMO “PALABRA AMEN” 1. Afección, 2. Cariño, 3. Afecto. Etc.

ANTONIMO LO CONTRARIO 1. Odio, 2. Desprecio, 3. Aversión.

EL SEGUNDO PASO, es investigar el uso de la palabra en el libro que estamos leyendo. Ejemplo: Evangelio según San Juan (palabra amén).

EL TERCER PASO: Será averiguar el uso que de la palabra se hace en toda la Biblia, esto comprende tanto la observación de sus variaciones y derivados como la primera ocasión que la palabra se usa en las Escrituras y finalmente. ENSEÑANZAS Y APLICACIONES.

PALABRAS Y FRASES DEL ANTIGUO TESTAMENTO.

Consideremos las palabras meditar y meditación y clasifiquemos los textos por:

1.- los objetivos.

2.- los tiempos.

3.- los métodos.

4.- los resultados de la meditación.

Veamos en 1 Crónicas y el Salmo 71, y pongamos juntos los siete “continuamente”.

Estúdiese el Salmo 86, en relación con los “por” y “para” referidos al creyente y a Dios.

Recopilar las ocasiones en que ocurre “bendito” y “bienaventurado” en los Salmos, y ver la plenitud de estas Bienaventuranzas del Antiguo Testamento.

Véase Josué 23, con sus veintitrés ocasiones de “el Señor tu Dios”.

Estudiar las siete cosas que en Esdras 7 se nos dice que pertenecen a Dios.

Recopilar las referencias a “estate quieto” y nótese la llamada a pensar, ver y oír.

LAS PALABRAS Y FRASES DEL NUEVO TESTAMENTO.

Hállese “todo lo que hacéis o hagáis” en las Epístolas.

Considérense las seis ocasiones en que leemos de “gozo lleno”, o “cumplido” en los escritos de Juan (Evangelio y Epístolas).

Nótese la fuerza del «también» en Lucas 16:1, enlazando la parábola con las del capítulo 15, y haciendo de ella una aplicación a los discípulos.

Nótense las tres referencias a “inefable”, los cinco o seis usos de “gracias sean dadas a Dios”, en Pablo; las cuatro referencias en la primera Epístola de Juan a la “confianza” u “osadía”, refiriéndose al presente y al futuro.

Veamos los usos de “adopción”, de “regeneración”, o “vida” (en el evangelio de Juan especialmente. Los “vence” del Apocalipsis; las cosas preciosas de las Epístolas de Pedro; los aspectos de “creer” en el Evangelio de Juan, y palabras como “abundancia”, “riquezas”, “permanecer”, “conocer”. Todas ellas son indicaciones de la riqueza de la enseñanza relacionada con las palabras. Son pequeñas muestras de un plan de estudio que deberíamos adoptar con frecuencia.

About these ads

  1. muy bueno para profundizar en el estudio de lasescrituras.

  2. yo pienso lo mismo que mi amigo.

  3. hola cordial saludo
    si me pueden ayudar mas con estudios biblicos detallados versiculo por versiculo o por capitulos de la biblia
    gracias
    soy de Cali Colombia

  4. Miguel Duran Moya

    Por favor enviarme los estudios por libros, parrafos y por palabras

  5. Miguel Duran Moya

    Hola, soy un pastor y necesito ayuda para enseñar mejor la PALABRA DE DIOS, si le es posible envienve estudios sobre colosenses.
    Le agradecere co todo mi corazon.




Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.551 seguidores

%d personas les gusta esto: