El Don de Lenguas

Como ha de esperar, en este estudio abordaremos el tema sobre el “Don de Lenguas”. Trataremos de presentar una interpretación balanceada y bíblica sobre el tema. El tema de las lenguas se ha tornado en uno muy controversial dentro del Cristianismo moderno.

Hasta fines del siglo XIX (19), el Don de Lenguas era un don sobre el cual la iglesia tanto Católica Romana como la Protestante gozaba de unidad de pensamiento. Los Cristianos de todos los grupos en su gran mayoría consideraban el don de Lenguas como uno que había quedado atrás con la terminación del Canon Bíblico y la muerte de los Apóstoles. Pero a principios del siglo XX (20) un grupo de personas reclamó haber “recuperado” el don de lenguas que había sido descuidado por la iglesia desde los días de los Apóstoles. Es cierto que a través de los casi 1900 años de historia de la iglesia se levantaron personas y uno que otro grupo reclamando el don de las lenguas pero aquellos grupos dieron evidencias de ser movimientos extremistas y herejes los cuales fueron condenados por el Cristianismo Ortodoxo. Pero lo ocurrido en el 1 de Enero de 1901 fue algo distinto. Este evento comenzó un movimiento que hoy es conocido como Pentecostalismo y/ o Carismatísmo. Y el día de hoy, se considera que el Pentecostalismo es el movimiento de mayor crecimiento y es contado como el grupo evangélico de mayor número de seguidores.

El Bautismo por el Espíritu Santo ha sido interpretado históricamente por los Cristianos Evangélicos como un evento el cual toma lugar al momento de la conversión por medio del cual el Espíritu Santo une al creyente al cuerpo de Cristo formando este así parte integral de la Iglesia invisible y eterna de Cristo (1 Corintios 12:13). Pero los Pentecostales ven el Bautismo por el Espíritu Santo como un evento subsiguiente a la conversión el cual imparte un poder especial a los que lo reciben y tienen como doctrina principal la experiencia de las lenguas lo cual es considerado como ‘la evidencia inicial’ del Bautismo en el Espíritu Santo. Aunque existen desde los años 1960 otros grupos considerados Carismáticos (creen en la permanencia de todos los dones) que no creen que las lenguas sean tal única evidencia, la creencia casi universal de todos los Pentecostales es esa. De hecho. Las Asambleas de Dios y las Iglesia de Dios, considerados como los dos grupos organizados con mayor número de seguidores niegan que haya Bautismo en el Espíritu Santo si no se ha hablado en Lenguas[i][i]. (Por esa razón se busca en estas iglesias tener la experiencia de “las lenguas”. Para un estudio sobre el tema de las Lenguas y su relación con el Bautismo por el Espíritu Santo puede ver nuestro estudio titulado “El Bautismo en el Espíritu Santo y las Lenguas Extrañas”. ) -Ver Nota 1-

Las manifestaciones sobrenaturales siempre han llamado la atención a muchas personas, las maravillas y milagros atraen muchos curiosos y muchos otros que honestamente desean recibir algo de parte de Dios. Es cierto que en el tiempo en que vivimos no es distinto. Quizás ahora más que en ningún otro momento en la historia encontremos personas que sean altamente atraídas por los fenómenos sobrenaturales. Como es de esperarse, el ‘resurgimiento’ en la Iglesia del “Don de Lenguas” es un suceso que ha atraído tanto seguidores como opositores. En este estudio no pretendemos atacar ni menospreciar a aquellos que creen hablar lenguas, ni dar la razón a los que condenan lo que los que las hablan. El propósito es el de traer un poco mas de luz sobre el tema desde una perspectiva netamente bíblica con el propósito de edificar el cuerpo de Cristo.

Por medio de este estudio queremos dar contestación a las siguientes preguntas importantes: ¿Que es el don de lenguas? ¿Cuál es el propósito del don de Lenguas? ¿Cuál es el uso propio del don de Lenguas? ¿Hablan Lenguas las personas hoy o ha cesado este don? ¿Debe un cristiano buscar el don de Lenguas?. Después de haber contestado estas preguntas presentaremos al lector con las conclusiones a las que se atiene el autor.

Como sabrá, este no es el primer estudio sobre el tema de las lenguas y es muy seguro que tampoco será el último. Son muchos los que se han expresado a favor y en contra así como “neutralmente” en cuanto a tales manifestaciones. De hecho, parte del material que aquí presentamos es producto de lo que he leído y estudiado sobre el tema así como una interpretación digamos personal de lo que creo y entiendo que dice la Biblia al respecto. Pero ruego a Dios que podamos ser de ayuda y edificación a su vida y le arroje mas luz sobre éste tema tan difícil y controversial en la Iglesia de Cristo.

¿Qué es el don de Lenguas?

El don de Lenguas se clasifica teológicamente bajo la categoría de dones conocidos como “señales y prodigios”. Esta categoría encierra los siguientes dones: don de Fe, dones de Milagros, dones de Sanidades, don de Lenguas y don de Interpretación de Lenguas. La Biblia nos da el significado de este don por medio de ejemplos que encontramos específicamente en el libro de Hechos. El pasaje mas conocido es el de Hechos 2 donde dice “..Y se le aparecieron lenguas repartidas como de fuego y comenzaron a hablar en el otras lenguas como el Espíritu les daba que hablasen”. Esto ocurrió el día que el Espíritu Santo descendió del Cielo tal y como Jesús lo había prometido antes de irse al cielo. En Juan 14 Cristo prometió a sus discípulos que se iría pero que les enviaría otro Consolador, el Espíritu Santo.

Cuando el Espíritu Santo vino sobre los “como ciento veinte” que estaban en el aposento alto, estos fueron llenos del Espíritu y comenzaron a hablar en otras lenguas. Este fenómeno supernatural, ‘hablar lenguas’, viene de las palabras griegas [glossa] que significa lenguaje ó dialecto y la palabra [laleo] que significa hablar o emitir sonido. Estas palabras unidas comúnmente como ‘glossolalia’ es lo que describe en el texto griego lo que conocemos como ‘hablar en lenguas’. Se dice que había en Jerusalén prosélitos de todo el mundo conocido en aquel entonces los cuales hablaban distintas lenguas o idiomas. Cuando los Judíos comenzaron a hablar en otras lenguas por medio de la obra sobrenatural del Espíritu, estos visitantes se maravillaron porque les oían hablar en su propia lengua la cual estos nunca antes habían conocidos. Se calcula, según el relato bíblico que se hablaron alrededor de 17 idiomas (dialectos) distintos..

Así que tenemos que el ‘Don de hablar en Lenguas’ es la habilidad ‘sobrenatural’ obrada por el Espíritu Santo por medio de la cual una persona puede hablar con fluidez en lenguas (idiomas) nunca antes aprendidas. De eso nos dice claramente Pablo en su primera carta a los Corintios lo siguiente:

1 Corintios 12

4 Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo. 5 Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo. 6 Y hay diversidad de operaciones, pero Dios, que hace todas las cosas en todos, es el mismo. 7 Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho. 8 Porque a éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu; 9 a otro, fe por el mismo Espíritu; y a otro, dones de sanidades por el mismo Espíritu. 10 A otro, el hacer milagros; a otro, profecía; a otro, discernimiento de espíritus; a otro, diversos géneros de lenguas; y a otro, interpretación de lenguas. 11 Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere.(1)

Hemos de notar que el don de Lenguas genuino es en “plural” y no en “singular”. Pablo nos dice “a otro, [diversos] géneros de lenguas”. Es decir, el que tiene este don tiene la capacidad por medio del Espíritu de hablar con fluidez en dos o más (diversos) idiomas que nunca antes había aprendido.

Es de gran interés el notar que este don es sumamente ‘espectacular’ siendo que el poder aprender una lengua desconocida toma a un adulto dos, tres ó más años y aun así son muy pocos los que con mucha práctica llegan a dominar el nuevo idioma con facilidad. Si tenemos en cuenta que cada idioma tiene reglas de pronunciación y sintaxis distintos y que los sonidos deben ser claros y precisos, para que se entienda con exactitud el mensaje que se está comunicando, esto se hace el don de lenguas algo aun más impresionante. Desde el punto de vista humano, tal acontecimiento es simplemente imposible. El don de Lenguas es por lo tanto una obra ó manifestación única del Espíritu Santo tal como lo dice la Escritura.

Existen en nuestro tiempo personas que dicen tener la capacidad de poder enseñar a otros a hablar en Lenguas en una sola reunión. Mire lo que dice el anuncio de uno de estos maestros:

Lo que voy a presentar aquí les va a enseñar a hacer lo mismo que dice el titulo que usted va a hacer. Usted va aprender a profetizar. Si usted ya no sabe orar en lenguas, usted lo va a saber para el tiempo que halla terminado [el curso]. Si usted no sabe cuales son sus dones del Espíritu, usted va a saber cuales son y como manifestarlos.[1][ii]

Esto, sin la intervención del Espíritu Santo es cosa sumamente imposible y pretenciosa. Tales intentos deben ser descartados como manipulación no Cristiana. Si tenemos en cuenta lo que hemos mencionado arriba acerca de la dificultad de poder hablar con fluidez un idioma nunca antes conocido y que la Biblia declara que los dones son repartidos a cada uno por el Espíritu “según él quiere”, no podemos creer que alguien pueda aprender a hablar en Lenguas en una o dos reuniones o por medio del algún cursillo. “Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere”. (1 Corintios 12:11)

El que habla entiende lo que habla

Algo interesante acerca del don de lenguas es que aquella persona que tiene este don no solo puede hablar en otro idioma totalmente desconocido para él, sino que tiene la capacidad de entender lo que está diciendo, pero con la peculiaridad de que no puede verbalizar o interpretarlo a la lengua conocida por los demás. Esto es confirmado cuando leemos que Pablo dice que el que habla en lenguas a sí mismo se edifica (1 Corintios 14:5). La edificación viene por medio del entendimiento. La enseñanza Cristiana es que el ser humano es una totalidad y funciona como tal. Así fue creado por Dios. El interés de Dios es que las personas sean edificadas en todo su ser incluyendo su intelecto, su espíritu y hasta su cuerpo físico

1 Tesalonicenses 5

23 Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo.

Esto es de suma importancia entenderlo ya que a diferencia de otras religiones paganas y/ o cultos no cristianos, la religión Cristiana Bíblica, cree que la persona debe estar siempre ‘alerta’ y al tanto de sus acciones y pensamiento en todo tiempo.

Efesios 6 (NVI)

18 Oren en el Espíritu en todo momento, con peticiones y ruegos. Manténganse alerta y perseveren en oración por todos los santos.

1 Pedro 5 (NVI)

8 Practiquen el dominio propio y manténganse alerta. Su enemigo el diablo ronda como león rugiente, buscando a quién devorar.

2 Pedro 1

5 vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo, añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento; 6 al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad; 7 a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor.

La idea de que pueda haber actividad separada entre el espíritu y el intelecto es totalmente ajena a la Palabra de Dios (Ver 2 Pedro 3:17; 1 Corintios 16:13; 1 Tesalonicenses 5). El Cristianismo nunca promueve la actividad espiritual sin la participación del entendimiento (mente) de la persona (ver también Romanos 12:2; Efesios 4:23; Hebreos 8:10; 1 Pedro 4:7; 2 Pedro 3:1).

Mateo 22

37 Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente

El fenómeno de poder entender algo y no poderlo expresar de forma verbal a otros, es común aun en las lenguas conocidas. En ocasiones, todos hemos pasado por momentos donde tenemos algo claro en nuestra mente pero no podemos expresarlo de manera que otros puedan recibir el mensaje de lo que nosotros entendemos. De acuerdo a Pablo, es posible el que aquellos que tienen el Don de Lenguas pasen por esta experiencia. Por esa razón el apóstol Pablo insta a aquellos que hablan lenguas pero no tienen el Don de la Interpretación de Lenguas, a que pidan a Dios la capacidad para poder interpretar las lenguas que hablan. “Por lo cual, el que habla en lengua extraña, pida en oración poder interpretarla.” (1 Corintios 14:13)

Los cultos (sectas) y religiones orientales como el Hinduismo, Taoísmo y otros movimientos similares así como la Nueva Era promueven la actividad del espíritu aparte de la conciencia y claridad mental del individuo al mismo tiempo que promueven una separación (desconexión) del ambiente inmediato que le rodea. Las prácticas como la Yoga, la Hipnosis y la Meditación Trascendental tienen esto en común, pero no así el Cristianismo.

¿Cuál es el propósito del don de Lenguas?

El propósito de las Lenguas, según el apóstol Pablo, es de servir como señal a los no-creyentes…

1 Corintios 14:22

Así que, las lenguas son por señal, no a los creyentes, sino a los incrédulos; pero la profecía, no a los incrédulos, sino a los creyentes.

Los no creyentes aquí referidos son ‘únicamente’ los judíos del pueblo quienes rechazaron a Jesús y el mensaje del Evangelio. Las Lenguas habladas le servirían a ellos como señal de que la profecía dicha contra ellos se estaba cumpliendo.

1 Corintios 14

20 Hermanos, no seáis niños en el modo de pensar, sino sed niños en la malicia, pero maduros en el modo de pensar. 21 En la ley está escrito: En otras lenguas y con otros labios hablaré a este pueblo; y ni aun así me oirán, dice el Señor

Esta profecía la cual se encuentra en Isaías 28 y había sido dada anteriormente al pueblo como potencial ‘maldición’ si se apartaban de Dios. (ver Deuteronomio 28:49).

Isaías 28

11 porque en lengua de tartamudos, y en extraña lengua hablará a este pueblo, 12 a los cuales él dijo: Este es el reposo; dad reposo al cansado; y este es el refrigerio; mas no quisieron oír.

La profecía de Isaías tuvo cumplimiento real pero en ‘tipo o ejemplo’ cuando el pueblo de Dios (Israel) fue tomado cautivo por la nación de Babilonia. Los Babilonios tenían una lengua distinta a la de los Judíos y fueron a su tierra y le tomaron el cautivos y quitaron su reino. De la misma manera, el apóstol Pablo dice que esa profecía tiene cumplimiento espiritual cuando se hablan lenguas. Por medio de estas múltiples lenguas, Dios da señal a los Judíos incrédulos de que el reino ha sido quitado de ellos (tal como pasó con Asiria y Babilonia) y dado a otra nación, en este caso la Iglesia mundial.

Ya Cristo había hablado de esto mientras estaba en la tierra, el reino sería quitado de la nación y dado a un pueblo que llevara los frutos dignos de él (Mateo 21:43). Pero ahora las lenguas servían de “señal” que así sería y que las palabras de Jesús se cumplirían. La maldición pronunciada contra la nación se hacía real. La multitud de lenguas habladas en el día de Pentecostés marcó como señal, el fin de la nación de Israel como Pueblo de Dios había llegado. El comienzo de la Iglesia Nuevo-Testamentaria indicaba la naturaleza internacional (variedad de lenguajes) de la Iglesia y de la expansión del Reino de Dios sobre toda la faz de la tierra.

Isaías 6

2 Por encima de él había serafines; cada uno tenía seis alas; con dos cubrían sus rostros, con dos cubrían sus pies, y con dos volaban. 3 Y el uno al otro daba voces, diciendo: Santo, santo, santo, Jehová de los ejércitos; toda la tierra está llena de su gloria.

Además de eso, las lenguas servían como señal que los ‘últimos tiempos’ ¡estaban comenzando! Este periodo de la historia como ultima dispensación del Pacto de Gracia terminaría con el regreso glorioso y visible de Cristo a juzgar a los vivos y los muertos, cosa que ocurrirá en el aun futuro “día del Señor”. Estos son los postreros días de los que habló el profeta Joel y que Pedro el día de Pentecostés hizo referencia como una señal cumplida. Los Judíos que fueron llenos del Espíritu Santo aquel día profetizaban las maravillas de Dios. Más tarde, y para más confirmación de que el reino se extendía a los gentiles, Cornelio y los Samaritanos también experimentaron el milagro de hablar en Lenguas desconocidas. Esto serviría de mayor confirmación de que las lenguas eran ‘señal’ del juicio profetizado sobre la casa de Efraín.

¿Cuál es el uso propio del don de Lenguas?

Para explicar el uso propio de las lenguas, Pablo pasa casi todo el capitulo 14 de 1 Corintios en esto. La iglesia de Corintios se destaca por la cantidad de problemas que había en ella. A pesar de ser una iglesia que gozaba de la manifestación de todos los dones, era una iglesia que era muy carnal en su comportamiento. Las discordias, la falsa doctrina, el pecado, los problemas matrimoniales y el desorden habían aumentado a tal grado que su comportamiento llegó a oídos de Pablo. Uno de las áreas problemáticas en la iglesia de Corintios era el desorden en cuanto al uso de los dones espirituales. Tal parece que los creyentes de Corintios que tenían don de Lenguas, tomaban el culto para hacer sus espectáculos hablando en otras lenguas (falsas o verdaderas) como para demostrar su mayor espiritualidad y llamar la atención hacia ellos mismos. Esto a pesar de parecerle a ellos como algo bueno y espiritual a la verdad que demostraba la falta de madurez que tenían.

Trataremos de ir explicando algunos verso de lo que Pablo está diciendo a la iglesia de Corintios con el fin de poder tener mas claridad acerca de lo que él dice y aclarar cualquier duda ó mala interpretación que pueda haber al respecto. Ya hemos visto que el don de lenguas es la habilidad sobrenatural producida por medio del Espíritu para hablar con fluidez en lenguas nunca antes aprendidos. Veamos ahora cual es el uso bíblico del don de lenguas.

En 1 Corintios 14 Pablo comienza diciendo “Seguid el amor; y procurad los dones espirituales, pero sobre todo que profeticéis”. Pablo estaba interesado que los cristianos de Corinto siguieran el amor. En el capitulo 13 les explicó lo que es el verdadero amor y lo que busca. Contrario al comportamiento jactancioso y vanaglorioso de los Corintios (1 Corintios 4:7), Pablo les dice “el amor no busca lo suyo”, “no es jactancioso”. Por esta razón, después de haberles instado a buscar un camino más excelente que el mero despliegue de los dones; el amor, (1 Corintios 13:1) Pablo les vuelve a repetir la necesidad de “seguir el amor” pero también les dice “procurad los dones espirituales, especialmente el de profecía”. Aunque este estudio no es sobre profecía, vale mencionar que Pablo da más importancia a la profecía porque el fin del apóstol es que la Iglesia en su totalidad sea edificada. La profecía hablada en lengua comprensible era un don por medio del cual el profeta podía traer un mensaje de edificación a la congregación. Es preciso notar que la religión Cristiana es de carácter ‘congregacional’. En el capitulo 12 Pablo les hablo de esta gran verdad. Todos son miembros de Cristo (1 Corintios 12:13) y han sido formados los unos miembros de los otros (1 Corintios 12:24-26). El Cristianismo promueve el compañerismo y el interés por el bien físico y espiritual del otro por encima del mío. Este es un concepto contrario a muchas religiones y al pensamiento popular y egoísta del mundo, pero Cristo dijo “ama a tu prójimo como a ti mismo”, y también dijo “haced a otros como quieren que se haga a vosotros”. Por esa razón Pablo muestra tanto interés en que los creyentes busquen los dones que pueden ser de bendición al cuerpo completo de creyentes. Ese es un tema continuo de Pablo en todas sus cartas. Por eso nos explica

1 Corintios 14:2-3

Porque el que habla en lenguas no habla a los hombres, sino a Dios; pues nadie le entiende, aunque por el Espíritu habla misterios. 3 Pero el que profetiza habla a los hombres para edificación, exhortación y consolación.

Aquí vemos la razón por la que Pablo desea la profecía por encima de las lenguas, porque pueden edificar la iglesia en su totalidad. Pero respecto a las lenguas dice “el que habla en lenguas no habla a los hombres, sino a Dios; pues nadie le entiende”. Algunos han interpretado de esto significa que las lenguas son una idioma privado para comunicarse con Dios, pero no es eso lo que se quiere decir. Pablo está diciendo que cuando una persona habla en un idioma desconocido en una congregación donde nadie le entiende, esta persona no está hablando a los hombres, pues no le entienden, está hablando a Dios quien es el único que puede entender todos los idiomas. La única excepción sería entonces alguien que tenga el “Don de interpretación de Lenguas”, pero de no haberlo, la persona estaría hablando solo con Dios. En el verso nueve de este mismo capítulo Pablo dice lo siguiente “Así también vosotros, si por la lengua no diereis palabra bien comprensible, ¿cómo se entenderá lo que decís? Porque hablaréis al aire.” ¿Significa eso que las lenguas son un lenguaje privado para hablar al aire? No, significa que al no haber quien entienda lo que se dice, es como si no se estuviera hablando a nadie (al aire), aunque como ya se ha dicho en el verso tres, Dios le entiende. Así que este verso no puede ser interpretado como algunos lo han hecho para promover tal teoría de un idioma privado para hablar con Dios.

Pablo continúa su pensamiento de la siguiente manera:

1 Corintios 14

4 El que habla en lengua extraña, a sí mismo se edifica; pero el que profetiza, edifica a la iglesia. 5 Así que, quisiera que todos vosotros hablaseis en lenguas, pero más que profetizaseis; porque mayor es el que profetiza que el que habla en lenguas, a no ser que las interprete para que la iglesia reciba edificación.

La persona que está hablando en lenguas “se edifica así misma”, porque entiende lo que dice y su vida es levantada y fortalecida espiritualmente. Esa ‘auto edificación’ aunque puede ser buena y Pablo dice que “quisiera que todos hablasen en lenguas”, él prefiere que todos profeticen porque la profecía tiene su enfoque en otros y no en “Yo”. La única excepción para la que Pablo dice que se debe procurar las lenguas “al igual” que la profecía es si el que habla tiene también el don de interpretación de lenguas, pues al interpretar las lenguas, edificará a la iglesia igual que lo hace la profecía.

En cuanto al deseo de Pablo de que “todos hablen en lenguas” pero más que “todos profeticen”, no debe tomarse de forma literal como hacen muchos que pretenden que todos busquen el don de lenguas. Tal cosa no es el propósito de Dios de acuerdo a lo que ya ha dejado dicho en 1 Corintios 12, que no todos hablaran en lenguas ni todos han de profetizar. Pues no es la intención de Dios el que todos los cristianos posean los mismos dones sino que da unos dones a unos y otros dones a otros para que haya variedad y diversidad en la iglesia. El desear que todos hablen en lenguas (como algunos quieren hacer entender), destruiría la idea central del mensaje presentado en el capitulo doce de esa misma carta donde Pablo resalta la necesidad de ‘la diversidad’ en la congregación cuando compara la Iglesia con un cuerpo y cada creyente como un miembro en ese cuerpo.

1 Corintios 12

27 Vosotros, pues, sois el cuerpo de Cristo, y miembros cada uno en particular. 28 Y a unos puso Dios en la iglesia, primeramente apóstoles, luego profetas, lo tercero maestros,(3) luego los que hacen milagros, después los que sanan, los que ayudan, los que administran, los que tienen don de lenguas. 29 ¿Son todos apóstoles? ¿son todos profetas? ¿todos maestros? ¿hacen todos milagros? 30 ¿Tienen todos dones de sanidad? ¿hablan todos lenguas? ¿interpretan todos? 31 Procurad, pues, los dones mejores. Mas yo os muestro un camino aun más excelente.

El deseo de Pablo al decir que desea “que todos hablen lenguas” es el de re-esforzar con mayor intensidad su deseo de que se profetice y no que se hable en lenguas en la iglesia. Es su deseo el que la iglesia como cuerpo (congregación) sea edificada y por esa razón les vuelve a repetir la necesidad de que los Corintios abunden en dones que tengan ese fin, la edificación del cuerpo…

1 Corintios 14

10 Tantas clases de idiomas hay, seguramente, en el mundo, y ninguno de ellos carece de significado. 11 Pero si yo ignoro el valor de las palabras, seré como extranjero para el que habla, y el que habla será como extranjero para mí. 12 Así también vosotros; pues que anheláis dones espirituales, procurad abundar en ellos para edificación de la iglesia. 13 Por lo cual, el que habla en lengua extraña, pida en oración poder interpretarla.

Pablo les dice que el que habla en lengua debe de pedir en oración la capacidad para poder interpretar lo que está hablando y abundar de esa manera en la edificación de la iglesia. Así que entendemos que las lenguas interpretadas son de edificación al cuerpo de Cristo, la iglesia, pero las no interpretadas no lo son.

El Apóstol procede a decirnos que si la lengua no se interpreta los que están escuchando lo que se habla no pueden discernir el mensaje y dar su comparecer — “Amen”– a lo dicho, pues no lo han entendido. “14 Porque si yo oro en lengua desconocida, mi espíritu ora, pero mi entendimiento queda sin fruto. 15 ¿Qué, pues? Oraré con el espíritu, pero oraré también con el entendimiento; cantaré con el espíritu, pero cantaré también con el entendimiento. 16 Porque si bendices sólo con el espíritu, el que ocupa lugar de simple oyente, ¿cómo dirá el Amén a tu acción de gracias? pues no sabe lo que has dicho. 17 Porque tú, a la verdad, bien das gracias; pero el otro no es edificado.”.

Pablo dice que el que ora, canta o bendice en lenguas desconocida a los oyentes debe de hacerlo también en lengua conocida para que los otros oigan. Él nos dice en el verso 14 que “Porque si yo oro en lengua desconocida, mi espíritu ora, pero mi entendimiento queda sin fruto”. Aunque algunos utilizan la frase “mi entendimiento queda sin fruto” para defender la noción ó idea de que la oración en lenguas no es entendida por el que las habla, en realidad el peso de la evidencia bíblica nos lleva a concluir lo contrario. Como dijimos arriba, el que habla en lenguas debe de tener entendimiento de lo que dice para que pueda ser edificado, “a sí mismo se edifica” (verso 4). El “edificarse” tiene que ver con alcanzar madurez espiritual en su vida por medio del entendimiento de ciertas verdades. Si la persona no entiende lo que dice, ¿cómo ha de madurar? ¿Cómo ha de crecer? ¿Cómo ha de ser edificada?. Además, El fruto en la Biblia es algo que se produce “para otros”, nunca para sí mismo, este caso (de edificarse a sí mismo por medio de las lenguas) parece ser una excepción y como vemos no es tan deseable.

Si vemos las veces en que la Biblia nos habla de edificación es algo que proviene de la relación con otros en la misma congregación, NUNCA algo que deba hacerse solo, nunca una actividad aparte producida de forma ‘egoísta ó solitaria’ por la persona para ella misma. Aun el leer la Biblia es ser edificado por la revelación que fue dada a otros para nuestro provecho (2 Timoteo 3:16; Judas 3). Pablo mismo al comenzar el capitulo 12 nos dice que los dones son para provecho, “Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho” (1 Corintios 12:7). Es para provecho de la congregación. El provecho personal del que ejerce el don viene como consecuencia secundaria de ser también de provecho para la iglesia. Por eso la insistencia de Pablo en que se busquen los dones que son de edificación al cuerpo. Eso es demostración del verdadero amor ‘ágape’ que “no busca lo suyo”.

1 Corintios 14

14 Porque si yo oro en lengua desconocida, mi espíritu ora, pero mi entendimiento queda sin fruto.

Cuando Pablo dice “mi entendimiento queda sin fruto” nos está dando a entender que quedaría “sin producir fruto” que pueda edificar a los demás al no poder expresarlo en un lenguaje común que otros puedan entender. ¿Si la persona que habla las lenguas no las entendiera, ¿cómo entonces pudiera saber si lo que está haciendo es alabanza, si está orando o bendiciendo?

1 Corintios 14

15 ¿Qué, pues? Oraré con el espíritu, pero oraré también con el entendimiento; cantaré con el espíritu, pero cantaré también con el entendimiento. 16 Porque si bendices sólo con el espíritu, el que ocupa lugar de simple oyente, ¿cómo dirá el Amén a tu acción de gracias? Pues no sabe lo que has dicho. 17 Porque tú, a la verdad, bien das gracias; pero el otro no es edificado.

Así que si la persona que habla en otra lengua puede distinguir si lo que está haciendo es oración o alabanza (bendición), por obligación se debe concluir que el que habla en otras lenguas entiende lo que dice en aunque no pueda expresarlo o interpretarlo para que otros también lo entiendan. Por eso Pablo dice, “oraré con el espíritu, pero oraré también con el entendimiento”. ¿Con cuál entendimiento? Pues con el entendimiento que produce frutos para que el otro que está a mi lado quien no puede ser edificado si no oro, canto o bendigo de manera que el o ella me pueda entender, me entienda y sea edificado.

En estos versos Pablo también nos dan una enseñanza mucho más profunda y que no podemos pasar por alto. La persona que tiene el don de hablar en lenguas también tiene la capacidad para controlarse y decidir si habla, ora, canta o bendice en la lengua desconocida ó si no lo hace. La voluntad del individuo está activa y toma parte en el proceso. Esto indica una vez mas que la persona que habla en lenguas está consciente de sí misma, cosa que reesfuerza aun más la interpretación de que la persona está en toda su cabalidad mientras ejerce este don. Nadie puede exigir que se le oiga porque no puede contener el impulso ó porque el Espíritu le está controlando. Y cuando una persona habla en Lenguas lo hace movido por el Espíritu PERO controlado por su voluntad personal. La persona aunque guiada por el Espíritu Santo, tiene control total de lo que habla y cuando lo habla. Concluimos pues que cuando la persona comienza a hablar en lengua extraña lo hace siendo movido por el Espíritu Santo pero a consecuencia de su voluntad. La persona está en sus cabales. Esto es confirmado aun más con el testimonio personal de Pablo a continuación. Finalmente, el apóstol da como consejo lo que parece ser su práctica personal y comportamiento con respecto a las lenguas en la congregación…

1 Corintios 14

18 Doy gracias a Dios que hablo en lenguas más que todos vosotros; 19 pero en la iglesia prefiero hablar cinco palabras con mi entendimiento, para enseñar también a otros, que diez mil palabras en lengua desconocida.

Vemos que Pablo tenia el don de lenguas genuino el cual es en plural. Él dice “hablo en lenguas (idiomas) mas que todos vosotros”. Esto, otra vez nos indica que Pablo tenia entendimiento de lo que hablaba bajo la dirección del Espíritu porque él podía distinguir entre las lenguas (idiomas) que hablaba y por eso podía decir que hablaba en mas cantidad de idiomas que los cristianos de Corintios. Es decir, la sabia cuando hablaba en un idioma y cuando hablaba en otro. Pero el consejo de Pablo es que es mejor no hablar lenguas en la iglesia sino hablar con claridad en lengua conocida por todos para que otros puedan comprender y ser edificados a menos que la lengua desconocida por otros sea interpretada. Un así, si se hablan lenguas habiendo interpretación, estos mensajes en lenguas no deben de tomar nunca preeminencia sobre el culto sino que están limitados a dos ó tres como máximo.

1 Corintios 14

27 Si habla alguno en lengua extraña, sea esto por dos, o a lo más tres, y por turno; y uno interprete. 28 Y si no hay intérprete, calle en la iglesia, y hable para sí mismo y para Dios.

Este consejo va en concordancia con el interés de Pablo en que se mantenga orden en el transcurso de la reunión de adoración. “Si, pues, toda la iglesia se reúne en un solo lugar, y todos hablan en lenguas, y entran indoctos o incrédulos, ¿no dirán que estáis locos?” (1 Corintios 14:23). Este mandamiento de la Dios es frecuentemente roto por muchos de los lideres (y miembros) de las iglesias Pentecostales que acostumbran hablar en lenguas todos a la misma vez. Algunos lideres se paran frente a una congregación de centenas y les indican que comiencen a “orar con el espíritu”, queriendo decir ‘en lenguas’. Y se forma una algarabía que lo que parece es lo mismo que dice Pablo, ¡están locos!

¿Hablan Lenguas las personas hoy o ha cesado este don?

Como ya hemos dicho, es de conocimiento popular que existen en nuestro tiempo muchas personas que “hablan en lenguas” y otros que aunque no las hablan encuentran razón bíblica para mantener que el don aun continúa y por lo tanto creen que está todavía activo en la iglesia. Por otra parte existen aquellos Cristianos que creen que el don de lenguas ha cesado y que el legítimo don de lenguas bíblico no está ya vigente sino que es cosa del pasado.

Son varios los grupos que profesan el Cristianismo y que dicen hablar en lenguas. Entre estos se encuentran los Pentecostales ó los Carismáticos Evangélicos, los Católicos Carismáticos, los Pentecostales Unitarios y la secta de los Mormones.

La evidencia a favor de la Cesación

Existe evidencia tanto bíblica como histórica que parece indicarnos que el don de lenguas ha quedado en el pasado. En primer lugar, una de las razones para esto, como vimos arriba, es que el don de Lenguas es explícitamente una “señal” la cual tenía un propósito específico en la historia. Era la señal para el pueblo Judío incrédulo de que la profecía dada por Isaías (y la amenaza de Deuteronomio), estaba teniendo cumplimiento. El propósito no era el de provocarles a creer sino el de endurecer mas su corazón tal como dice “y ni aún así me oirán”. Tal como las demás profecías bíblicas una vez estas han tendido su cumplimiento, el cual casi siempre ocurre en dos etapas, el anti tipo y el tipo, no existe necesidad de que este vuelva a ocurrir. La profecía de las Lenguas extrañas tuvo cumplimiento como “antitipo” en la invasión de Babilonia a Israel y tuvo cumplimiento en “tipo”, en las lenguas que hablaron los primeros Cristianos en la Iglesia Primitiva. Este evento una vez cumplido no tiene porque ser repetido. La señal cumplió su propósito y no hace falta que siga siendo señal.

En Segundo lugar, otra evidencia que parece señalarnos que las lenguas han quedado atrás es la lectura de Hebreos 2 donde se nos dice lo siguiente:

Hebreos 2

3 ¿cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande? La cual, habiendo sido anunciada primeramente por el Señor, nos fue confirmada por los que oyeron, 4 testificando Dios juntamente con ellos, con señales y prodigios y diversos milagros y repartimientos del Espíritu Santo según su voluntad.

Este importante verso nos indica que para el tiempo que se escribió está carta (año 68 dC), ya habían pasado dos generaciones de creyentes y esta era la tercera. Se habla de la salvación anunciada por el Señor y confirmada por los que oyeron. Los apóstoles y discípulos oyeron y confirmaron (en tiempo pasado) la salvación a esta nueva generación de creyentes. Sigue diciendo “testificando Dios juntamente con ellos, con señales y prodigios y diversos milagros y repartimientos del Espíritu Santo según su voluntad.” El lenguaje utilizado en esta carta dice que la generación pasada confirmó con “señales” (las lenguas son una señal) la salvación que fue anunciada por el Señor. Es interesante notar que lo que se describen como “señales y prodigios y diversos milagros y repartimientos del Espíritu Santo según su voluntad” fueron con “ellos” y se menciona como cosa del pasado. Este lenguaje nos dice que el mensaje de la salvación predicada por Cristo fue confirmado no a nosotros (el autor de Hebreos y sus compañeros creyentes), sino en los creyentes “ellos”, en tercera persona (segunda generación de creyentes), por los que oyeron (la primera generación de creyentes, los Apóstoles y primeros cristianos). El lenguaje utilizado es muy similar al que utiliza Pablo (en rojo):

1 Corintios 12

4 Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo. 5 Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo. 6 Y hay diversidad de operaciones, pero Dios, que hace todas las cosas en todos, es el mismo. 7 Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho. 8 Porque a éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu; 9 a otro, fe por el mismo Espíritu; y a otro, dones de sanidades por el mismo Espíritu. 10 A otro, el hacer milagros; a otro, profecía; a otro, discernimiento de espíritus; a otro, diversos géneros de lenguas; y a otro, interpretación de lenguas. 11 Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere.(1)

Este pasaje parece ser una fuerte indicación de que para el tiempo cuando se escribió esta carta de Hebreos ya tales señales y prodigios habían quedado en el pasado. La carta a los Corintios fue escrita en el año 55 dC (trece anos antes).

En tercer lugar, es preciso notar también que el mismo Apóstol Pablo ya unos cuantos años después del comienzo de la iglesia no tenía los dones de sanidades con los que contaba a principio de su ministerio. La sanidad instantánea es considerada un “prodigio”. El hecho de poder sanar a alguno de una enfermedad mortal o el mismo hecho de levantar a alguien de la muerte, al ser eventos fuera de lo común, provoca gran atracción. Estos dones de sanidades y milagros, dice Pablo que son las marcas de un apóstol (2 Corintios 2:12). Pero la capacidad para obrar estos prodigios no acompañó a Pablo durante todo su ministerio. Vemos como Epafrodito por poco se muere (Filipenses 2:25 – [61 dC]) y Pablo no impuso sus manos sobre él para sanarlo. A Timoteo le ordenó que tomara un poco de vino a causa de sus frecuentes enfermedades (1 Timoteo 5:23 – [66-67 dC]) y a Trófimo lo dejó enfermo en Mileto sin tampoco imponer manos sobre él para que fuera sanado milagrosamente.

El hecho de que estos prodigios y milagros hallan quedado atrás también es fuerte indicación de que las lenguas como ‘señal’ del fin de la nación Judía, también halla quedado atrás.

En cuarto lugar, como prueba a favor de la cesación del don de hablar en lenguas, existe la declaración bíblica de que este don había de desaparecer. En 1 Corintios 13 el Apóstol Pablo dice que “las lenguas cesarán”.

1 Corintios 13

8 El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará. 9 Porque en parte conocemos, y en parte profetizamos;

La palabra utilizada para el “cesar” de las lenguas es diferente a las utilizadas cuando se dice que la ciencia y las profecías “acabaran”. De acuerdo a los eruditos del Griego esta palabra está en voz mediana, lo cual quiere decir que mientras que la profecía y la ciencia (conocimiento) serán acabadas, las lenguas por otra parte se acabaran por sí mismas. Es decir, ellas mismas se irán desapareciendo, la palabra lleva la idea de una desaparición total, “para nunca más volver”.

En su escrito “ El Asunto de las Lenguas”, el pastor Dr. Andy Pietrylo dice lo siguiente respecto a esto[1][iii]:

Se nos dice que las “profecías… acabaran” – “la ciencia acabará”. Ambas palabras “acabaran” y “acabará” son la misma palabra griega “KATARGEO”. Esta palabra significa dejar de funcionar, ser abolido, desparecer. Están en voz pasiva. La regla para la gramática dice que cuando un verbo es pasivo, ese sujeto recibe la acción. Las profecías y la ciencia van a acabar cuando venga lo perfecto (versos 9-10).

Ahora, la palabra usada para “cesarán” es la palabra griega “PAVO”. Está en voz mediana. Déjeme ilustrar la diferencia.

1) En voz activa, el sujeto actúa (yo pego al hombre).

2) En voz pasiva, el sujeto recibe la acción (el hombre me pega)

3) En voz media, el sujeto actúa sobre sí mismo (yo me pego) El uso de un verbo en voz media significa que las lenguas han de cesar por sí mismas.

En este mismo capitulo se dice que cuando venga lo que es perfecto lo que es en parte se acabará. Algunos entienden que lo perfecto vendrá con la venida del Señor Jesucristo y que las lenguas han de continuar hasta ese entonces, pero es de notarse que de ser así lo que acabará cuando venga lo perfecto será “lo que es en parte”, las profecías y la ciencia. El texto no dice que las lenguas son en parte.

En quinto lugar, tenemos la naturaleza de las lenguas. La Biblia nos indica que las lenguas “podían ser” un canal para traer revelación al pueblo. Esto es cierto si entendemos que cuando las lenguas eran interpretadas, estas tenían la misma fuerza y valor que las profecías (1 Corintios 14:5). La profecía era palabra de revelación dada a los profetas con el fin de establecer los fundamentos de la iglesia Cristiana (Efesios 2:20). Una vez los fundamentos de un edificio han sido establecidos, no existe necesidad de volverlos a establecer. Al contrario, lo que continúa es la ‘sobre-edificación’. Las lenguas, al formar parte de ese fundamento por medio de la revelación traída en una etapa donde la iglesia no contaba con un Canon bíblico completo como lo tenemos hoy, indicarían que al completarse el fundamento, las lenguas han cumplido su razón de ser.

En sexto lugar expresaremos una razón la cual parece interesante. Es referida como lógica invertida. Esta razón expone que el movimiento de “señales y prodigios” (incluyendo las lenguas) propone el reverso de la lógica utilizada por la iglesia primitiva. La razón para los acontecimientos sobrenaturales y las señales era para dar confirmación al mensajero (2 Corintios 12:12) y el mensaje predicado (Marcos 16:20) y así establecer o confirmar el Canon (Biblia) como regla de fe. Pero, contrario a este principio, los que promueven las “señales y prodigios” en nuestro tiempo tienen que ir al Canon para confirmar sus señales y prodigios. Esa nunca fue la intención y la lógica establecida por Dios y utilizada por los creyentes del primer siglo. Como no existe ahora nuevo mensaje ni nueva revelación tal confirmación de la Palabra no es necesaria.

Finalmente en séptimo lugar está el peso de la historia. Históricamente la iglesia siempre reconoció que las lenguas fueron un don del pasado. Para el año 70 dC ya las lenguas eran muy escasas y para el año 100dC, cuando murió Juan, el último Apóstol, se cree que las lenguas no eran muy comunes. Se cuenta de grupos que decían no solo hablar en lenguas sino que promovían la continuación de la revelación bíblica después del libro de Revelación. Tales grupos como los Montanistas fueron declarados herejes por la Iglesia de los Padres Ante-Nicenos (100-325 dC). “Montano reclamó ser la boca del Espíritu Santo. Motivó a las mujeres a que hablaran en lenguas. Fue rechazado como poseído por demonios y por hereje por los lideres contemporáneos de la Iglesia. Juan Crisóstomo (347-407) escribió que “…las lenguas solían acontecer pero ya no ocurren” y San Agustín escribió que “el don de Lenguas había pasado” vi

Estas son de manera breve algunas de las razones por las que muchos Cristianos no creen que el don de lenguas es para hoy. Pero estas razones, aunque parezcan muy buenas y suficientes, parece que no resuelven mucho, pues todavía queda la realidad de que hay personas que hablan en Lenguas. A continuación presentamos la defensa de los que creen que estos dones si continúan en nuestro día.

La Evidencia a favor de la Continuidad

Primero, Dios no cambia. Esta es la razón más prevaleciente como defensa de al continuidad de los dones. Los que creen en la permanencia de los dones creen que es como Dios no tiene “sombra de variación” y Cristo es el mismo ayer hoy y por los siglos, eso es suficiente razón para que los dones continúen vigentes hasta nuestro día.

Segundo, la Biblia no dice en ninguna parte que estos dones serían temporales. Al contrario dice en Marcos 16 “y estas señales seguirán a los que creen en mi nombre… hablaran en otras lenguas…”. Por eso se cree que los dones continúan siguiendo a todos los creyentes de todos los tiempos y lo seguirán hasta el fin.

Tercero, existe la creencia de que estos dones fueron intencionados para ser perdurables en la Iglesia, de así no serlo, capítulos enteros tales como 1 Corintios 14 no tendrían valor alguno para los Cristianos del presente. Si esa enseñanza es parte de nuestra Biblia debe de tener alguna relevancia para los creyentes de todos los tiempos -Ver nota 2-

Cuarto, existe la defensa de la experiencia. El hecho de que tantas personas “hablan en Lenguas” y que el movimiento Pentecostal/ Carismático ha crecido tanto en todo el mundo debe ser evidencia de que estos dones son verdaderos y que tienen el respaldo de Dios.

Quinto, se entiende que en 1 Corintios 13 se dice que las lenguas, la profecía y el conocimiento han de estar presentes en la Iglesia hasta que venga lo perfecto y lo perfecto es la Segunda Venida de Cristo cuando le veamos cara a cara.

¿Hablan Lenguas las personas hoy día?

Existen muchas personas que “hablan en lenguas” ó eso dicen. Bueno, si alguien habla lenguas debe ser decidido finalmente por Dios quien es el juez de todos. Pero habiendo dicho esto, la Biblia nos ordena a que lo ‘escudriñemos todo, reteniendo lo bueno y desechando lo malo’. Por eso quiero hacer unas cuantas observaciones en cuanto a este respecto. En primer lugar debemos de recordar que el “Don de hablar en Lenguas” es un don ‘plural’. No es don de lengua, sino “de lenguas” -diversos géneros de Lenguas- (1 Corintios 12:10). Además el don de Lenguas se refiere a hablar con fluidez en otro idioma de manera que si existe alguien que habla ese idioma nos pueda entender tal como pasó el día de Pentecostés.

Con eso en mente quiero presentarles lo siguiente. Voy a presentar evidencias producidas por profesionales de la ciencia conocida como ‘Patología del Habla’. Estos se dedican a estudiar el desarrollo en el vocabulario de los niños desde que nacen hasta sus primeros años de elemental. En un reporte guía para monitorear el desarrollo del vocabulario y el número de palabras utilizadas por los niños, se presentan los siguientes promedios de estudios realizado a chicos de uno a seis años de edad.

 

Edad

Nivel de desarrollo en el habla

 

 

 

Niños de cerca de un año

Vocabulario de 2 a 3 palabras además de mamá y papá

 

 

 

Niños de uno a dos años

Vocabulario de 10 a 20 palabras incluyendo Nombres. Combina dos palabras tal como “adiós, adiós papi”

 

 

 

Niños de dos a tres años

Vocabulario de 450 palabras. Lleva conversación consigo o con muñecos

 

 

 

Niños de tres a cinco años

Vocabulario de cerca de 1000 palabras. Crea oraciones de 4 y 5 palabras

 

 

 

Niños de cinco a seis años

Vocabulario de cerca de 2000 palabras. Crea oraciones de cinco a seis palabras.

 

 

Si comparamos estos estudios con el número de palabras habladas por alguien que “habla en lenguas”, notamos que para tener una conversación con un vocabulario de un niño de uno a dos años, se deben de tener conocimiento de por lo menos 20 palabras. Para tener una conversación con un vocabulario al nivel de un niño de cuatro a cinco años, se necesita tener conocimiento de entre 1000 a 2000 palabras.

¿Que nos dice esto? Nos dice que la mayoría de las personas que dicen “hablar en Lenguas” no tienen el vocabulario suficiente para comunicarse ni siquiera al nivel de un niño de dos años. La mayoría de estas personas sólo repiten de una a cinco palabras y quizás diez cuando más. Estas palabras se repiten una y otra vez de manera seguida siendo intercaladas por palabras en el idioma natural de la persona para luego continuar repitiendo las mismas dos, tres o cinco palabras.

Por ejemplo, un conocido Apóstol de Centro América hablando en lenguas en un programa de televisión hizo un llamado al altar a los que deseaban oración. Una vez estaban todos al frente les dijo que comenzaran a orar en el Espíritu (lenguas), sí todos a la vez. Luego el mismo comenzó a “hablar en lenguas” y decía algo parecido a esto: “Oro choco bara bara o rrabababa o bra bra bra chanda babara. Oro choco bara bara…”

Otra señora que predicaba en la televisión en inglés decía sentir la presencia de Espíritu Santo y comenzaba a “hablar en lenguas” de esta manera: “..aa lalalalalalalalalalalalalalaa.. chokon.. aaaaiiiiiiaaaaaa…..” (Repetido). Y Cada vez que hacía una pausa para hablar las lenguas repetía lo mismo. Otra persona hablando en lenguas dice una y otra vez repetidas veces “iiiiiiiiirrrraaaaaaaababababai kia…”. Solo eso y nada más. Otra persona que he oído hablar también solo dice algo como esto:“anda bakia, anda la basikia, anda rrabanda”. Y otra persona dice solo esto vez tras vez, haciendo pausa y hablando en lengua común entre cada vez: “anda la basaya”

Yo no quiero hacerme juez de ninguna de estas personas, pero me parece bastante lejos de lo que sería el hablar en lenguas bíblico. Cuando los ciento veinte comenzaron a hablar en lenguas el día de Pentecostés, los que le escuchaban estaban maravillados de que le oían hablar las maravillas de Dios en su propio lenguaje.

Hechos 2

Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen. 5 Moraban entonces en Jerusalén judíos, varones piadosos, de todas las naciones bajo el cielo. 6 Y hecho este estruendo, se juntó la multitud; y estaban confusos, porque cada uno les oía hablar en su propia lengua. 7 Y estaban atónitos y maravillados, diciendo: Mirad, ¿no son galileos todos estos que hablan? 8 ¿Cómo, pues, les oímos nosotros hablar cada uno en nuestra lengua en la que hemos nacido? 9 Partos, medos, elamitas, y los que habitamos en Mesopotamia, en Judea, en Capadocia, en el Ponto y en Asia, 10 en Frigia y Panfilia, en Egipto y en las regiones de Africa más allá de Cirene, y romanos aquí residentes, tanto judíos como prosélitos, 11 cretenses y árabes, les oímos hablar en nuestras lenguas las maravillas de Dios. 12 Y estaban todos atónitos y perplejos, diciéndose unos a otros: ¿Qué quiere decir esto?

Supongamos que alguien hablara el plan de salvación en otras lenguas tal como se encuentra en Juan 3:16 en una lengua desconocida, veamos algunos ejemplos…

En Albanés (aprox. 28 palabras):

John 3

16 Sepse Perëndia e deshi aq botën, sa dha Birin e tij të vetëmlindurin, që, kushdo që beson në të, të mos humbasë, por të ketë jetë të përjetshme.

En Rumana (aprox. 26 palabras):

Ioan 3

16 Atât de mult a iubit Dumnezeu lumea, încât Şi-a dat singurul Fiu, pentru ca oricine crede în El să nu piară, ci să aibă viaţă veşnică.

En Polaco (aprox. 22 palabras):

Jana 3

16 Tak bowiem Bóg umiłował świat, że Syna swego Jednorodzonego dał, aby każdy, kto w Niego wierzy, nie zginął, ale miał życie wieczne

En Ruso (aprox. 22 palabras)

Иоанн 3

16 Ведь Бог так полюбил этот мир, что отдал своего единственного Сына, чтобы каждый верующий в Него не погиб, но имел вечную жизнь.

En Español (aprox. 30 palabras)

Juan 3

16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

Ahora, esto no significa que no haya personas que no puedan hablar en lenguas, ciertamente si ‘puede ser’ que las haya. Creo que no podemos limitar a Dios y la manera que él quiera obrar. Pero esto también nos dice que es muy posible que la mayoría de las personas que dicen “hablar en lenguas” no están hablando verdaderas lenguas sino que lo que hablan bien pudiera ser el producto de su imaginación. Esto no es algo que no pueda suceder ya que en las congregaciones donde se acostumbra hablar en lenguas, la presión psicológica es mucha y puede que muchas de estas personas simplemente comiencen a repetir palabras y sonidos producidos por su mente o que hayan oído decir a otros. Además de que las personas para dar una impresión de espiritualidad ante los demás pueden tender a utilizar “las lenguas” con ese fin, aun de forma inconsciente.

Mire lo que dice la declaración de posición oficial sobre el Bautismo del Espíritu Santo y el hablar en lenguas de las Asambleas de Dios, la organización Pentecostal más grande del mundo. En contestación a la pregunta ¿Puede una persona ser llena del Espíritu Santo sin hablar en Lenguas? :

…Hay aquellos que dan testimonio de una vida dinámica y un encuentra transformador de vida quienes nunca han hablado en lenguas. Sin embargo, no se puede decir que ellos están llenos del Espíritu en el sentido Nuevo testamentario del término. Existe un enlace esencial entre esa experiencia y el hablar en otras lenguas, como ha sido señalado arriba…[iv][iv]

Y bajo la contestación a la pregunta ¿Son las Lenguas la única evidencia del Bautismo en el Espíritu Santo? ¿Habrá cambio de actitud significante después de ser bautizado?

La primera señal física de la llenura del Espíritu Santo es hablar en lenguas. Este es la señal física que es consistente en su recurrencia, como a sido señalado anteriormente. Sin embargo, el Bautismo no es un fin sino una entrada. Es una puerta a una vida llena del Espíritu. Este [Bautismo] marca el comienzo, no el fin. El hablar en lenguas no es sino la evidencia inicial y debe de ser seguidas por todas las evidencias de Cristiandad que marcan una vida consistente llena del Espíritu.

El apóstol Pablo describe esta maravillosa vida en el Espíritu en Gálatas 5:22, 23. Él escribió, “El fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, bondad, fe, dominio propio” [v]

Si usted se va dando cuenta, el tema principal de todo esta teología es “hablar en lenguas”. ¿Porque? Porque sin haber hablado en lenguas, dicen ellos, que las personas no pueden decir que están llenas del Espíritu “en el sentido Nuevo testamentario del término”. Si la persona no ha hablado en lenguas, nunca podrá entrar por la puerta a la vida llena del Espíritu, nunca tendrá esa marca que es el comienzo de la vida espiritual de Gálatas 5.

Esta es la creencia de la gran mayoría de las iglesias Pentecostales, por eso no es de sorprendernos que las personas se sientan presionadas a querer hablar en lenguas a cualquier costo. Y por eso es que muchas personas que creen hablar en lenguas no hablan sino como producto de la presión creada sobre ellos por la desinformación, porque ¿Quien no quiere vivir una vida llena del Espíritu?, ¿Quién no quiere ser espiritual?. El hecho de que las personas tienden a repetir lo que oyen decir a otros ha sido confirmado por testimonios de aquellos que han notado que a menudo las personas que “hablan lenguas” tienden a hablar palabras bastante parecidas dentro de cada congregación.

Es interesante notar que a pesar de las teorías ‘Pentecostales’ de que los que hablan en Lenguas han entrado por la puerta que les lleva a vivir una vida más espiritual, (mientras que los otros no) no son tan defendibles como pretenden. Tanto la Biblia como la historia se levantan como gigantes testificando en su contra. En la iglesia de Corintios la razón por la que el Apóstol escribe es para corregir la carnalidad prevaleciente en esa congregación donde se hablaban lenguas. Esta iglesia se caracteriza por las divisiones, las contiendas partidarias, la inmoralidad, los desordenes en la celebración de la cena del Señor, las borracheras, los excesos, , la falta de amor, el exhibicionismo, orgullo y vanagloria, egoísmo, los desordenes dentro del culto y la aceptación de la falsa doctrina.

De la historia moderna hemos visto que los que hablan en Lenguas tienden a ser los que peor doctrina tienen. Los Unitarios son un grupo que salió de la Iglesia Pentecostal (Asambleas de Dios), estos niegan la doctrina de la Trinidad, niegan la salvación por la fe, creen que los que no hablan en Lenguas no han sido salvos y que el Bautismo en agua es necesario para la salvación. Otros herejes más comunes en nuestro tiempo tienen sus raíces en el movimiento de las Lenguas y el Pentecostalismo. Muchos falsos profetas que profetizan cosas que nunca se cumplen, falsos ‘sanadores’ que promueven sanidades fatulas, el movimiento de la Prosperidad, La Súper Fe y sus maestros de la ‘Palabra de Fe’, la practica de la ‘Risa Santa’, el fenómeno conocido como Fulminación en el Espíritu (Slain in the Spirit), los desastres de los supuestos avivamientos de Toronto y Pensacola (Florida, USA) donde las personas ladran, aúllan, chillan como animales y tienen comportamientos cuando menos erráticos, sin control de sus acciones (‘borrachera en el espíritu’), son solo algunos ejemplos de lo que han producido aquellos que hablan en Lenguas y que no se ven en las denominaciones que no practican este don, aunque aclaro que eso no significa que tales Denominaciones sean perfectas y no ocurran o se enseñen cosas contrarias a la Escritura en ellas. Y finalmente, los muchos Pentecostales creen que las obras como el ayuno, la oración y sus buenas acciones son medios para mantener la salvación de su alma. Que lejos están de la verdad bíblica y de la vida guiada por el Espíritu de la que habla Pablo en la Biblia y el mismo Cristo cuando dijo “el Espíritu os guiará a toda verdad” (Juan 14).

¿Blasfemia contra el Espíritu Santo?

Quizás usted esté pensando que el juzgar el hablar en lenguas es ‘blasfemar contra el Espíritu Santo’. Bueno, en primer lugar la blasfemia contra el Espíritu Santo es acreditar a Satanás la obra del Espíritu y no estamos haciendo eso. Solo estamos evaluando tal como la Biblia dice que debemos hacer. “Escudriñad los espíritus”. Pero hace falta entender también que tan pecaminoso es blasfemar contra el Espíritu Santo al acreditar su obra a Satanás como lo es el hablar de nuestra propia mente y corazón y decir que es Dios quien habla.

Jeremías 23

16 Así ha dicho Jehová de los ejércitos: No escuchéis las palabras de los profetas que os profetizan; os alimentan con vanas esperanzas; hablan visión de su propio corazón, no de la boca de Jehová.

Creo que la Biblia es muy clara en cuanto a esto. Dios no tolera el que se tome su nombre en vano. Cuando una persona habla como que es de parte de Dios, mas vale que esté seguro o segura de que lo que está diciendo es ‘verdaderamente’ de parte de Dios, pues de no serlo, el juicio de Dios ha de caer sobre esa persona.

¿Debe un cristiano buscar el don de Lenguas?.

El Cristiano debe de anhelar los dones del Espíritu, pero en obediencia a la Palabra, debe de anhelar aquellos que son ‘mejores’ (1 Corintios 12:31), los que sirven de edificación a la iglesia en su totalidad. Pero aun así debe de entender que es el Espíritu Santo quien reparte los dones “según quiere” (1 Corintios 12:7). Esto significa que la persona debe desear los mejores dones, PERO a la misma vez debe de orar para que Dios le muestre cual es el don que le ha dado y para utilizarlo de manera que edifique.

No se debe hacer énfasis en recibir el don de lenguas por el simple hecho de querer hablar en lenguas. Pero si lo recibe debe de seguir el consejo del orden bíblico en cuanto al uso propio de este don tal como lo hemos visto en este estudio. El fin de todos los dones es la edificación del cuerpo y sea el don que sea debe ser utilizado en amor y con el fin establecido en la Palabra. Nunca se debe buscar el don simplemente por deseo a ser edificado a sí mismo, sabiendo que esa edificación personal viene solo como ‘consecuencia’ de ser de edificación al cuerpo de Cristo en toda su totalidad. Ya se ha visto que el hablar lenguas no produce mayor espiritualidad en un creyente. Lo que el Cristiano debe desear siempre es una vida llena de los frutos del Espíritu. Y sí, se puede vivir esa vida y ser lleno del poder de Dios, SIN haber hablado en lenguas jamás.

Conclusión

Creo que existe bastante evidencia bíblica e histórica para sostener que el “Don de Lenguas” ha cesado. También creo que hoy día “la mayoría” de las personas que hablan en lenguas no hablan “diversos géneros de lenguas”; verdaderas lenguas (variedad de idiomas / dialectos), sino que hablan dos o tres palabritas que para ellos suenan como lenguas y le hacen creer a sí mismas (y a otros) que hablan lenguas . Estas palabras pueden ser producto de su mente a causa del ambiente y la presión de grupo en que estas personas se encuentran combinadas con ideas (doctrinas) erróneas y mal concebidas sobre el tema, como lo es la doctrina que las lenguas son ‘la única evidencia inicial’ de la llenura del Espíritu Santo y que los que no hablan en lenguas no pueden dar el fruto del Espíritu ni vivir una vida llena del Espíritu. Creo que el don de Lenguas es tal como lo dice la Biblia “plural”, por lo tanto deben ser dos o más lenguas, no solo algunas palabras.

Además creo que no debemos de poner limites a Dios y decir que nadie ha de hablar en lenguas o que el hablar en lenguas bíblico no es posible, que no ha ocurrido después de la era apostólica, ni que no ha de ocurrir en el presente. Dios puede, por cualquier razón soberana de su voluntad permitir lo que él quiera, incluyendo el don de Lenguas para cumplir algún propósito especial (ie. Edificación de la iglesia). Pero la Biblia misma nos declara que es la palabra la que nos edifica porque “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, 17 a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra” (2 Timoteo 3:16-17). En nuestro tiempo, al igual que el tiempo de Timoteo, la Escritura es lo que ha de sostener al creyente. En la Escritura tenemos ‘todo’ lo necesario para nuestra ‘edificación’ y es la misma Palabra la cual siendo bien dividida puede edificar de igual manera a todos los Cristianos alrededor del mundo. Por esa razón también creo que las lenguas, de ocurrir, serían de carácter “extra-ordinario” y no parte del vivir diario de la Iglesia como se pretende en nuestro tiempo. La pregunta entonces debe ser ¿cual es el propósito que se quiere alcanzar y no puede ese propósito ser alcanzado por medio del Evangelio y la Palabra?

Finalmente, creo que es importante seguir el mandamiento bíblico que nos dice “no impidáis el hablar en lenguas”(1 Cor 14:39). El hablar en lenguas no se debe de impedir, ahora, cuando se hablen lenguas en la congregación (o a solas) se deben de seguir las normas establecidas en la Palabra de Dios. Que solo se hablen si existe interpretación. Que no hablen mas de dos o tres en una reunión (uno a la vez). Y que los que hablan en lenguas pidan al Señor el poder interpretarlas. Y que los Cristianos tienen el deber y mandamiento bíblico de “Examinadlo todo; retened lo bueno” (1 Tesalonicenses 5:21), evaluar las lenguas de cualquiera que diga que tiene este don y rechazarlas si no se pueden defender bíblicamente. Estoy convencido de que una vez establecidas y seguidas al pie de la letra las instrucciones sobre el evaluar el hablar en lenguas (así como la profecía), muchos dejarán de ‘hablar en lenguas’ pues se darán cuenta que lo que hablan no son verdaderas lenguas y no estarán dispuestos a pasar el riguroso examen de las Escrituras quedando así descubiertos como falsos. Pero también estoy convencido que muchos otros, queriendo mantener sus ideas personales sobre el tema lucharan aun contra la Palabra y contra la verdad para seguir manteniendo su pretensión de lenguas y ‘tristemente’ a muchos engañaran.

Advertencia:

Como nota de advertencia a los lectores quiero decirles que es muy posible que en ciertos casos las lenguas puedan ser producto de posesión o influencia demoníaca y obra del mismo Satanás. Es importante el querer buscar mas de Dios pero debemos de estar siempre alertas de no ser extraviados de la verdad. Es muy peligroso el querer seguir estas ‘señales y prodigios’ las cuales en los tiempos del fin serán, según la Biblia la manera en que Satanás ha de engañar a las personas para que se aparten de la verdad, y “si fuera posible aun a los escogidos”…

Mateo 24

23 Entonces, si alguno os dijere: Mirad, aquí está el Cristo, o mirad, allí está, no lo creáis. 24 Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos.

2 Tesalonicenses 2

8 Y entonces se manifestará aquel inicuo, a quien el Señor matará con el espíritu de su boca,(3) y destruirá con el resplandor de su venida; 9 inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios mentirosos,10 y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos. 11 Por esto Dios les envía un poder engañoso, para que crean la mentira, 12 a fin de que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad, sino que se complacieron en la injusticia.

El Diablo es el gran engañador y se especializará en los tiempos del fin por hacer parecer verdad aquello que es mentira. De la misma manera en que Dios obraba señales y prodigios por mano de los Apóstoles al comienzo de la Iglesia Cristiana, así también el Satanás, el gran imitador, obrará señales y prodigios a medida que el fin de la Iglesia se acerca para engañar a las personas haciéndole creer que están siguiendo a Cristo cuando en verdad le están siguiendo a él.

2 Corintios 11

13 Porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo. 14 Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz. 15 Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras.

La obra final del Diablo será la de engañar al mundo, tristemente nos dice la Biblia que “engañará a muchos”. Y que “de ser posible engañaría aun a los escogidos”. Eso nos dice que el engaño será muy pero muy sutil y difícil de detectar pero Dios nos ha dado la advertencia y como dice el dicho “en guerra avisada no muere soldado”. Pero ¿Cómo se ‘trata’ de engañar los escogidos? Pues presentándole algo que tenga gran parecido a la verdad y que sea muy difícil de distinguir. Pero los escogidos tendrán el Espíritu de Dios quien les ha de guiar para que no sean engañados por las maquinaciones de Satanás. Mantenga sus ojos espirituales alertas y ore a Dios por discernimiento no sea que sea usted engañado en estos días de apostasía. Los Cristianos no necesitan “señales y prodigios” para ser confirmados en la fe. Las señales y prodigios nunca han mantenido a nadie en camino de verdad. Los Judíos que salieron de Egipto vieron grandes señales y prodigios de parte de Dios y aun así se apartaron de él. A nosotros no nos hacen falta señales. Al contrario, Jesús dijo “esta generación mala y perversa pide señal” (Lucas 11:29). El Apóstol Pedro nos dice lo siguiente con referencia a las Escrituras:

2 Pedro 1

19 Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones;

¡La Palabra de Dios nos confirma! Escudriñémosla y seamos obedientes a ella. Pero si usted desea el don de Lenguas o cree que habla en Lenguas, asegúrese que sean las verdaderas como lo describe la Biblia.

¡Amen!

——————————————————————————–

Obras Citadas:

[i] Can a person be filled with the Holy Spirit without speaking in tongues? http://ag.org/top/beliefs/baptism_hs/baptmhs_09_filledwotongues.cfm

[ii] (pegado en http://www.christianforums.com/threads/21360.html.

Sito en la red:http://www.bereanonline.com/)

[iii] THE TONGUES QUESTION by Dr. Andy Pietrylo – Pastor

http://users.southeast.net/~dajohn/Tongues.html [iv] Asambleas de Dios: Preguntas sobre el Bautismo en el Espíritu Santo http://ag.org/top/beliefs/baptism_hs/baptmhs_00_questions.cfm

[v] Asambleas de Dios: Preguntas sobre el Bautismo en el Espíritu Santo http://ag.org/top/beliefs/baptism_hs/baptmhs_20_onlyevidence.cfm

[vi] A Historical overview of the use of tongues

http://www.calvary-baptist.com/sermons/tongues1.htm

Comentario de Juan Crisostomo sobre el tema de los dones de milagros y lenguas:

“But the Spirit Itself maketh intercession for us with groanings which cannot be uttered.” This statement is not clear, owing to the cessation of many of the wonders which then used to take place. Wherefore I must needs inform you of the state of things at that time, and in this way the rest of the subject will be cleared. What therefore was the state of things then? God did in those days give to all that were baptized certain excellent gifts, and the name that these had was spirits. For “the spirits of the Prophets,” it says, “are subject to the prophets.” (1 Cor. xiv. 32.) And one had the gift of prophecy and foretold things to come; and another of wisdom, and taught the many; and another of healings, and cured the sick; and another of miracles, and raised the dead; another of tongues, and spoke different languages. And with all these there was also a gift of prayer, which also was called a spirit, and he that had this prayed for oil the people. For since we are ignorant of much that is profitable for us and ask things that are not profitable, the gift of prayer came into some particular person of that day, and what was profitable for all the whole Church alike, he was the appointed person to ask for in behalf of all, and the instructor of the rest. Spirit then is the name that he gives here to the grace of this character, and the soul that receiveth the grace, and intercedeth to God, and groaneth. For he that was counted worthy of such grace as this, standing with much compunction, and with many mental groanings falling before God, asked the things that were profitable for all. And of this the Deacon of the present day is a symbol when he offers up the prayers for the people. This then is what Paul means when he says, “the Spirit itself maketh intercession for us with groanings that cannot be uttered.”

Nota 1: He tomado las doctrinas declaradas de Las Asambleas de Dios por la única razón de que son la organización Pentecostal de mas seguidores, por su buena organización y porque sus creencias reflejan la creencia de la gran mayoria de los Carismáticos y Pentecostales. El hecho de que esta organización sea la de mas seguidores no significa que tengan la mayor cantidad de Pentecostales. Existen muchas organizaciones mas pequenas e iglesias independientes que juntas sobrepasan el número de las Asambleas de Dios. La organización Pentecostal mas antigua es la Iglesia de Dios.

Nota 2: Creo que este es un buen punto y que debe tomarse en cuenta cuando estudiamos este importante tema. aunque tambien tiene solución desde una perspectiva cesacionista. Los demás puntos creo no son tan fuerte

 

 

Copyright/Derechos ©2000 Jorge L. Trujillo

Para más estudios gratis visite nuestro Sitio en la Internet

Ministerios Vida Eterna, Inc.

http://www.vidaeterna.org

————————-*—————————

Tenga libertad para duplicar, mostrar o distribuir esta publicación a quien la desee, pero siempre y cuando la noticia de derechos sea mantenida intacta y no se hagan cambios al ariticulo. Esta publicación puede ser distribuida solamente en su forma original, sin editar, y sin costo alguno.

About these ads

  1. marina medrano

    Gracias, muchas gracias!

    Wow! Es uno de los trabajos mas completos que he leido acerca de “las lenguas”. He leido varios pero siempre son como incompletos, el suyo uncluye teorias de pro y contra y un flujo biblico sistematico de Las Escrituras para comprobacion. Y tambien comparto el respeto por la Omnipotencia de Dios para hacer lo que El quiera en un momento determinado. Le agradezco todo el conocimiento puesto en el y las horas de trabajo invertidas para lograrlo. Lo menos que puedo hacer es darle las gracias por hacer la “tarea” por mi. Que Dios le siga usando, que le siga iluminando para seguir escribiendo. Este dia hare una presentacion en una iglesia de Las Asambleas de Dios a los jovenes y no se si me permitiran volver pero debo aprivechar la oportunidad para hablarles la verdad. Se me ha invitado a trabajar con los jovenes de una nueva iglesia durante el verano y he tratado de sembrar en ellos el deseo de leer las Escrituras para edificacion y no siempre depender de senales y prodijios. Que Dios le bendiga.

  2. Ricardo

    Saludos hermano gracias por su estudio , quiero contarle que cuando el Señor Jesus me bauizo con su Espiritu Santo fue la primera vez que hable en otra lengua y me acuerdo del dia que fue esto 09/08/1983 . hasta ahora y no a cesado .
    hay hermanos que no lo han experiemntado , pero eso no indica que no ocurra hoy en siglo XXI . El Señor Jesucristo aun esta bautizando con su Espiritu Santo porque es para la Iglesia , para los que estan cerca y para los que estan lejos . para cuantos el Señor llamre . te lllamo el Señor , entonces es para ti . solo hay que pedirlo , como dice el Señor en su palabra porque es un don de Dios osea un regalo.
    Amen

  3. Saludos Hermano Jorge L. Trujillo, que buen estudio tocante a las lenguas, disculpa hermano ¿como se llama la iglesia o denominación donde ministras?… que DIOS te bendiga.

  4. carlos

    jorge , (tu dices o por lo menos lo entendí así) que el La persona que está hablando en lenguas “se edifica así misma”, porque entiende lo que dice y su vida es levantada y fortalecida espiritualmente.
    -El que habla en lengua siempre entiende lo que dice

    La única excepción para la que Pablo dice que se debe procurar las lenguas “al igual” que la profecía es si el que habla tiene también el don de interpretación de lenguas, pues al interpretar las lenguas, edificará a la iglesia igual que lo hace la profecía

    -para que necesito la interpretación de lenguas si cuando hablo en lenguas siempre entiendo lo que digo.
    -porque Pablo habla en un versículo del don de lenguas y en otro sobre el don de interpretación de lenguas.¿será que habia necesidad de ser interpretada aun para el que estaba hablando en lenguas ?Gracias.

    • La razon por la que el apostol dice que se pida poder interpretarla es “para edifacacion de la iglesia”. El edificarse a si mismo no es el proposito de la iglesia como cuerpo de Cristo. Cada cual que tiene un don debe ejercerlo para la edificacion del cuerpo en su totalidad.

      Bendiciones.

  5. maria de la luz ancona s

    me encanta como explica ud hermano ya q para entender un tema debemos tomas todos los textos del mismo y ver las 2 caras de la moneda y eso es lo que ud hace gracias por su extensa y clara explicacion que Dios lo siga usando y le siga dando mas de El

  6. Rosa

    Felicitaciones! Estuve buscando material de sana doctrina, qué bueno es encontrar algo bíblico.




Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.706 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: