Posts Tagged ‘FUNDAMENTOS DE LA FE CRISTIANA’

10 La humanidad de Cristo

SI BIEN EXISTEN EN HOY EN DÍA, COMO TAMBIÉN HAN EXISTIDO EN todas las épocas, quienes niegan la deidad de Cristo, también están los que afirman su Deidad pero terminan allí su descripción. Esto también constituye un error. Una segunda faceta, tan importante como la primera, es el hecho de que él es plenamente hombre también. No ha sido hombre desde la eternidad pasada, como es cierto en el caso de la Divinidad. Se convirtió en hombre mediante la Encarnación en determinado momento en el tiempo. Pero ahora, habiéndose convertido en hombre, es el Dios-hombre de quien exclusivamente depende nuestra salvación.

Continuar leyendo »

3. LA SUMISIÓN DE LA VOLUNTAD

DESPUÉS DE HABER EXPLICADO LA NATURALEZA DEL PECADO sus consecuencias tan radicales y universales sobre la raza, todavía nos falta analizar la sumisión de la voluntad. Es en este punto donde se dan los desacuerdos más agudos y donde se exponen con más claridad los resultados del pecado.

Continuar leyendo »

 

18 LA PROVIDENCIA DE DIOS

ES POSIBLE QUE NO HAYA NINGÚN TEMA SOBRE LA DOCTRINA cristiana de Dios que suponga tanto conflicto como la concepción del mundo contemporáneo sobre la providencia y la doctrina de la providencia de Dios. La providencia significa que Dios no ha abandonado al mundo que creó, sino que obra dentro de la creación administrando todas las cosas “de acuerdo al inmutable consejo de su propia voluntad” (Confesión de Fe de Westminster, V, i).

Continuar leyendo »

17 EL MUNDO DE LOS ESPÍRITUS

COMO VIMOS EN EL CAPÍTULO ANTERIOR, ANTES DE QUE LOS HOMBRES y las mujeres fuesen creados, Dios ya había preparado un universo variado y bello para recibirlos. Pero si hemos de considerar a Job 38:7 con referencia a los ángeles, como todas las razones parecen apuntar, entonces antes de la creación del mundo material había un vasto mundo de seres espirituales. No sabemos cuándo fueron creados estos seres.

Continuar leyendo »

16 LA NATURALEZA

EL ESTUDIO DE LA NATURALEZA HUMANA NO ES SUFICIENTE para aprender todo sobre Dios en la creación, porque la humanidad no constituye todo el orden creado. Tampoco tendría por qué motivo estar en primer lugar, excepto en importancia. En realidad, el hombre y la mujer ocuparon el último lugar en la creación de Dios, siendo hechos en el sexto día. Cuando el hombre y la mujer fueron creados ya Dios había establecido un universo hermoso y variado para recibirlos. Deberíamos concluir que la naturaleza será estudiada por el solo hecho de que existe, existió en primer término, y constituye nuestro entorno, del cual no podemos huir.

Continuar leyendo »

11. NUESTRO DIOS SOBERANO

HAY ALGUNOS ATRIBUTOS DE DIOS QUE NUNCA ALCANZAREMOS a comprender. Podemos hablar de la autoexistencia de Dios, de su autosuficiencia, de su eternidad y de su naturaleza trinitaria. Sin embargo, siempre debemos reconocer que no las comprendemos completamente, porque no nos asemejamos a Dios en ninguno de estos atributos.

Continuar leyendo »

9. EL DIOS VERDADERO

ESTÁ CLARO QUE NECESITAMOS ALGO MÁS QUE UN CONOCIMIENTO teórico de Dios. Sólo podemos conocer a Dios en la medida en que él se nos revela en las Escrituras, y no podemos conocer las Escrituras hasta que estemos dispuestos a ser transformados por ellas. El conocimiento de Dios sólo tiene lugar cuando también reconocemos nuestra profunda necesidad espiritual y cuando somos receptivos a lo que Dios ha provisto para nuestra necesidad mediante la obra de Cristo y la aplicación de esa obra en nosotros por el Espíritu de Dios.

Continuar leyendo »

8. CÓMO INTERPRETAR LA BIBLIA

“ALGUNOS LIBROS SON PARA SER PROBADOS, OTROS PARA SER tragados, y algunos pocos para ser masticados y digeridos; o sea, algunos son para ser leídos sólo en partes; otros son para ser leídos, pero no por mera curiosidad; y algunos pocos para ser leídos en su totalidad, con diligencia y atención”.

Continuar leyendo »

6.LA BIBLIA ES VERDADERA

DESDE LOS INICIOS DE LA IGLESIA CRISTIANA HASTA BIEN ENTRADO el siglo dieciocho, la gran mayoría de los cristianos de todas las denominaciones reconocieron las Escrituras del Antiguo y del Nuevo Testamento como la Palabra de Dios. Dios hablaba en estos libros. Y porque Dios hablaba en las Escrituras -como no lo hacía en ningún otro lado de la misma forma- todos los que decían ser cristianos reconocían la Biblia como la autoridad divina integradora, un cuerpo de verdad objetiva que trascendía el entendimiento subjetivo.

Continuar leyendo »

5. LA PRUEBA DE LAS ESCRITURAS

LA EVIDENCIA MAYOR DE QUE LA BIBLIA ES LA PALABRA DE DIOS está dada por el testimonio interno del Espíritu Santo que así lo afirma. Sin dicho testimonio, la veracidad de la Escritura nunca podrá registrarse satisfactoriamente en el lector. Tanto el cristiano maduro como cualquiera que recién comienza a estudiar las aseveraciones del cristianismo deberían conocer los argumentos racionales.

Continuar leyendo »





Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.697 seguidores